Walter Tanero

Hola a todos, me llamo Walter y soy un pescador gallego, amante de la naturaleza y los animales. Mi interés en la dorada va más allá de mi afición a pescarlas, también me atrae como pez, es decir, biológicamente. Os contaré mi historia como pescador y persona. Antes de contarla, tengo que decir que no soy un ejemplo a seguir, el único "mérito" que tengo es que he decidido ¡VIVIR!. Leer más

EL MAESTRO, NUEVO VIAJE, DORADA XL Y YO

dorada6Hola de nuevo a todos, como muchos ya sabréis el día 10 me  voy a Turquía y después directamente a Madagascar, pero antes de marcharme quería dejaros una publicación. Porque durante los 20 días que estaré fuera no tendré posibilidad de poner nada en la web.dorada1

Estoy muy nervioso por volver a ver a todos mis amigos en Turquía, y visitar la tienda de nuevo. Recientemente estuvo de cumpleaños.¡ ya tiene un año de vida ! . Y por supuesto mi regreso a Madagascar, aunque en el primer viaje tuvimos mala suerte por no poder pescar, esperemos que esta vez podamos sacar unos buenos peces. Os aseguro que el viaje  no es una broma, son varios aviones y muchas horas de espera entre aeropuerto y aeropuerto.dorada5

Pero antes de marcharme fui con mi maestro a pecar doradas. Qué mejor plan que poder disfrutar unas horas de pesca con mi padre. Y aún encima si tienes la suerte de dar con ellas, pues qué os voy a contar, un día redondo.dorada4

Día de mucha actividad, hasta los sargos atacaban los cebos duros. Gracias a dios que vino mi padre porque mis manos no hubieran podido seguir el ritmo de anzuelar navajas y cangrejos cada cinco minutos. Tuvimos dos horas de mucha actividad , al principio de la marea.dorada

Capturamos tres sargos de buen porte y dos doradas pequeñas, que se fueron por donde vinieron. Pero de media marea hacia la pleamar, esa actividad cesó. Y dió paso a poder tener los cebos intactos en el fondo.dorada2

Tuvimos un par de picadas de buenas doradas pero sin opción de poder clavarlas. La marea estaba llegando a su fin. Le quedaba una hora para la pleamar, y nos entraron dos doradas casi seguidas en torno a los dos kilogramos. Yo saqué la primera y mi padre la segunda. Dos buenas peleas y satisfechos por la jornada. dorada7

No contábamos con nada más, era pleamar total. Esos 20 minutos que la marea ni sube ni baja, y las lineas quedan prácticamente en banda, completamente destensas. Yo me fijé que una de las lineas se movía, pero el puntero de la caña no, debido que al estar destensa no llega la picada a la caña.  Cogí la caña, le di unas vueltas al carrete hasta que noté tensión, y estaba comiendo una dorada. Esperé el momento justo y le di a clavar. Fue brutal, ni se movió  del sitio, como si estuviese clavado el aparejo en el fondo, ¡Doradón! carrera por aquí, carrera por allá y una pelea más para el recuerdo. Cada vez es más difícil engañar ejemplares adultos, pero es increíble la sensación de conseguirlo. Las doradas son animales magníficos y preciosos, y ya no os comento nada de su espectacular pelea desde embarcación.

Cuando regrese de mi viaje os comentaré la experiencia vivida. Yo creo que será una de las cosas más bonitas de mi vida, o eso es lo que yo espero.dorada8

Share this Story

Posts relacionados

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

SHOP ON LINE

 SHOP ON LINE

Mi Facebook

Facebook Karan

Archivos

Translate »